Un plan de Tesorería hubiera acabado con el juego del calamar

Un plan de tesorería hubiera acabado con el juego del calamar

¿Cómo un plan de Tesorería hubiera acabado con el juego del calamar?

La serie de Netflix que ha revolucionado el otoño por sorpresa ha sido el Juego del calamar; basada en el drama, suspenso y violencia, la historia que cuenta esta serie es la de 476 personas que, ahogadas en deudas y desesperadas por no poder pagarlas, aceptan participar —e intentar sobrevivir— en seis juegos infantiles, donde el ganador conseguirá una suma muy elevada de dinero. 

Esta serie, si el protagonista hubiera tenido un plan de tesorería, no existiría. Es cierto que el ambiente en el que la serie está ambientada es una zona pobre, pero en cualquier caso, el protagonista no sabe el dinero del que dispone en cada momento ni mucho menos a medio o largo plazo, así como también desconoce qué pagos ha de realizar y cuándo para saldar sus múltiples deudas. 

Él trabaja para pagar sus deudas pero sin saber la deuda real que ha de pagar, cuántos intereses le supone esa deuda y por lo tanto cuánto tiempo y qué cantidad tendría que destinar cada mes para ir saldándola. 

Ahora, nosotros tenemos la oportunidad de reflexionar sobre cómo prevenir o paliar el impacto en una situación de crisis.

 

¿Qué lecciones financieras nos deja el juego del calamar?

 

  • Organizar tus finanzas. Un modelo sencillo para manejar tu capital; Controla y gestiona tanto los pagos que has de realizar como lo que tienes que cobrar. Puedes utilizar la regla 50-30-20. La prioridad es destinar un 20% al ahorro; un 50 % a las necesidades básicas y un 30% a los gastos personales.

 

  • Asegura tu información financiera. La protección de tus cuentas financieras debe ser tu máxima prioridad. Esta protección va: no divulgar información financiera a nadie por teléfono, correo electrónico ni en persona; no hacer clic en enlaces sospechosos o descargar archivos adjuntos y aplicaciones de fuentes desconocidas; no conectarse a wifi no seguro y, por último, evita usar fechas importantes y números de teléfono personales como contraseña. Después de haber visto El juego del Calamar, te habrás dado cuenta de que en una escena, el protagonista robó la tarjeta de cajero automático de su madre y accedió con la fecha de nacimiento de su propia hija como el PIN correcto. Esta escena es un recordatorio importante para no confiar en nadie y para proteger con mucho cariño nuestra información financiera.

 

  • Paga la carga llamada deuda. La deuda en sí misma no es un enemigo. La deuda o los préstamos que conducen a la deuda se convierten en un enemigo cuando se le da un uso improductivo o cuando no se puede pagar regularmente a su vencimiento. Esto generalmente conduce a la acumulación de más deuda porque el interés sigue subiendo por las nubes. Pagar la deuda es una de las lecciones financieras que se aprenden en la serie. Todos los participantes del juego, se enfrentaban a desafíos financieros debido a la deuda.

 

Al protagonista, este problema es el que le condujo al juego definitivo ya que había ganado una enorme suma de dinero en las apuestas que en lugar de utilizar ese para saldar su deuda, decidió huir de sus deudores y estos le hicieron firmar su participación en el juego final. 

 

  • Un céntimo ahorrado es un céntimo ganado, así que gasta con cabeza. El juego del calamar cuenta la historia de personas que luchan con problemas financieros debido a malas decisiones financieras. Gastar sabiamente significa tener el conocimiento y la confianza para aprovechar al máximo tu dinero. No importa cuán grandes o pequeños sean tus ingresos, no gastar de más es un hábito fundamental. Si gastas con cabeza, encontrarás más oportunidades para ahorrar y hacer crecer sus finanzas.

 

  • Busca ayuda financiera. En El juego del calamar, muchos personajes viven en la negación de su situación financiera o intentan resolver los problemas solos, solo para meterse en un agujero más profundo. La mayoría de la gente no comparte sus dificultades económicas antes de que sea demasiado tarde. Pedir ayuda  a profesionales puede resultar difícil, intimidante y vergonzoso, pero debes saber cuándo y cómo pedir ayuda para atajar cuanto antes el problema, encontrar la solución que mejor se adapta a la situación e intentar trazar un plan para solventarlo en la mayor brevedad.

 

Para que no tengas que llegar a esta situación de pedir ayuda para solventar un grave problema financiero, desde SeeDCash nos ponemos a tu disposición para ayudarte a hacer un buen plan de tesorería y que el líquido no falte nunca en tus cuentas, así no habrá sustos.

 

Solicita una demo

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Recibe las últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter

¿En qué podemos ayudarte?

Estaremos encantados de echarte una mano. Sólo tienes que dejarnos tus datos, nos pondremos en contacto contigo.

× ¿Te ayudo?