Entradas

Las finanzas en la pequeña empresa

En general, los empresarios, emprendedores y gestores de pequeñas empresas conocen muy bien su negocio y saben cómo vender, cómo gestionar a su personal o como tratar con el cliente, pero no son expertos financieros y contables ni deben de serlo.

Sin embargo, hay dos cosas que deben de conocer obligatoriamente. La primera es entender sus cuentas, es decir el margen de sus servicios o productos y la segunda es conocer la liquidez en cada momento y a futuro.

Para lo primero, necesitan un gestor que no solo les haga la contabilidad y los estados financieros obligatorios, sino que les dé información más allá de los beneficios o pérdidas.

 

El buen gestor es también el socio financiero que trabaja mano a mano con el empresario desde el primer momento apoyándole en la evaluación económico-financiera, realizando con él la planificación financiera a largo y medio plazo, el presupuesto de gastos e ingresos y encontrando los recursos financieros de la forma más económica posible. Elaborará la contabilidad financiera y analítica y los informes sobre desviaciones presupuestarias, los márgenes y la rentabilidad reales y apoyará la gestión con información que permita la toma de decisiones en tiempo real y sobre los indicadores correctos.

Necesitan que les proporcionen cada mes la información sobre cómo gastan el dinero, cómo lo ingresan, qué productos o servicios son más rentables, cuantos clientes les quedan por cobrar… Esto es, deben de solicitar a su gestor una cuenta de resultados personalizada y adaptada a su negocio.

Para conocer la liquidez en cada momento, los propietarios de pequeñas empresas deben de gestionar bien el efectivo. Cualquier empresa, por pequeña que sea, debe de conocer su cash cada día
para evitar problemas de liquidez ! Es muy importante porque el capital inicial puede no bastar para los gastos diarios del negocio, así que necesitan prever las entradas y salidas de dinero, es decir, el flujo de caja, con la mayor exactitud posible. Conociendo y entendiendo cuáles son los ingresos de su empresa y de dónde vienen, conocerán lo que tienen en el banco y su capacidad de gasto. Así podrán hacer frente a los pagos a sus proveedores y a sus empleados a tiempo y en todo momento.

 

Las aplicaciones como SeeDCash resuelven la necesidad de controlar la tesorería. De una forma muy sencilla, sin necesidad de conocimientos financieros y sin perder tiempo en meter muchos datos, la aplicación calcula la liquidez presente y futura contrastando los movimientos previstos con los del banco y poniendo enseguida de manifiesto qué clientes son deudores. Además,

 

Sin este conocimiento de la empresa, los gerentes irán a ciegas sobre la situación financiera de su empresa, y su sostenibilidad a largo plazo resulta muy complicada.

Ingenia realiza una gestión eficiente de su tesorería con SeeDCash

INGENIA es una empresa Consultora de Ingeniería, que desarrolla su actividad desde el año 2003 y que agrupa en su equipo humano a profesionales con amplia experiencia en distintas áreas de la ingeniería. INGENIA desarrolla todo tipo de proyectos y estudios de ingeniería civil, urbanismo, planificación territorial, medio ambiente, arquitectura, Project Management, así como asistencias técnicas, direcciones de obra y coordinaciones de seguridad y salud, tanto para el sector público como para el privado.

El valor añadido de INGENIA, además de la preparación de su plantilla, radica en la calidad de los proyectos que elabora, cuidando al máximo los detalles tanto técnicos como estéticos. La empresa tiene presencia en Madrid y Jaén.

En circunstancia excepcionales la tesorería es el centro de interés de cualquier empresa y se percibe muy claramente lo crucial y vital que es para la supervivencia de la empresa. Por eso, en el momento actual de crisis resulta particularmente importante llevar un continuo control de la liquidez de la empresa. Para su Director Gerente, Emiliano Rodríguez, “gestionar la tesorería de manera adecuada es estratégica para nosotros ya que trabajamos tanto para organismos públicos como para empresas privadas. Hay que sincronizar los procesos de ingresos y gastos con los flujos de entrada y salida de dinero, para operar con tranquilidad y para poder seguir creciendo”.

Para Santos Hernández, Responsable de Contratación y Administración, “hay que vigilar que se cobran las cantidades previstas y en el tiempo previsto. Garantizar la liquidez de la empresa ahora es mucho más complicado y necesitas ayudarte de herramientas que no te roben tiempo que ahora es muy valioso para el buen seguimiento de las finanzas. Un incumplimiento de pago de un cliente puede suponer un incumplimiento con nuestros proveedores, y eso puede dar al traste con una relación comercial provechosa para ambas partes, suponer la interrupción del suministro, la suspensión del crédito o la exigencia de acometer el pago por anticipado. Por eso decidimos utilizar SeeDCash. Es muy importante llevar y planificar la tesorería al día o al menos semanalmente, conocer cuál es tu liquidez en todo momento, así como las cuentas bancarias, pagos y cobros para evitar y solventar los problemas de liquidez y efectivo, y ello es sencillo con SeeDCash”.

Además, Emiliano Rodríguez considera fundamental que su empresa sea muy sólida en el aspecto financiero porque es una señal de potencial y fortaleza y augura un futuro prometedor para toda la compañía.

 

Curso de gestión de tesorería de la empresa. La posición diaria

Seguimos nuestro curso de gestión de tesorería de la empresa, en esta ocasión vamos a revisar por qué y cómo hacer una posición diaria de la tesorería aunque nuestra empresa sea pequeña.

 

Vamos primero a comentar el por qué de hacer una gestión diaria de la liquidez de la empresa:

  • Controlar que no se produzcan descubiertos en cuentas. Tanto si se hacen previsiones (lo recomendable), como si no se hicieran, cuando nos falla un cobro que teníamos previsto, nuestra cuenta puede quedar en números rojos, en descubierto. En estos casos los bancos cobran unos intereses que pueden llegar a ser elevados y que impactan en nuestras cargas financieras. Si la empresa ya va justa de tesorería, cualquier carga adicional es una merma de rentabilidad.
  • Anticipar los saldos futuros inmediatos. La posición bancaria con las previsiones de cobros y pagos a realizar en cada una de las cuentas bancarias nos dan visibilidad para anticiparnos a posibles situaciones indeseadas y actuar lo antes posible. Eso nos servirá para identificar “agujeros” de tesorería y buscar cuanto antes la financiación necesaria para cubrirlos el tiempo determinado y por el importe preciso.
  • Controlar los saldos ociosos. Aunque en este momento no se pueden conseguir en los bancos buenas rentabilidades de los excedentes de tesorería, no por ello debemos de tener elevados saldos ociosos en cuentas que suponen una pérdida de oportunidad o incluso un coste si nos hemos financiado más de lo que hubiéramos debido.
  • Controlar que los bancos no nos cobren comisiones indebidas o nos realicen cargos inadecuados.

 

Entonces, ¿qué hacemos cada día para tener estos controles?

Habitualmente, los procesos diarios de tesorería son los siguientes:

  1. Verificar las previsiones de cobros y pagos que habíamos cargado y que tenemos para el día
  2. Conectarse a la banca electrónica de cada una de las entidades con las que trabajamos y descargar los movimientos y los saldos de todas las cuentas. Esta quiere decir que hay que conectarse a las bancas electrónicas con sus correspondientes usuarios y contraseñas y con distintos menús de acceso a la información.
  3. Es conveniente hacer una bajada de los movimientos bancarios varias veces al día, al menos dos, una a principio de mañana y otra al final de mañana para tomar en cuenta todos los movimientos que se producen en el banco.
  4. Comprobar que los saldos bancarios finales son correctos y que no faltan ni sobran movimientos
  5. Comprobar en los movimientos bancarios que no hay movimientos indebidos
  6. Contrastar o “conciliar” las previsiones con los movimientos del banco para ver si faltan cobros por recibirse o so los cargos son correctos en día e importe.
  7. Ejecutar los pagos del día
  8. Tomar las acciones pertinentes con el banco si hay que descontar, anticipar cobros, etc… o equilibrar cuentas si tenemos varias y algunas están en posición acreedora y otras en posición deudora
  9. Introducir las nuevas previsiones de cobro y pago si las hubiera

 

Toda esta gestión diaria de los bancos es puramente administrativa y puede llevar al Financiero o al Director General varias horas a la semana y muchas horas al mes sin aportarles valor ni proporcionarles una posición a tiempo para una toma de decisiones ágil.

Todos estos procesos generalmente se hacen en un Excel que es una buena herramienta y que ya tendremos configurada con nuestras macros, pero siempre tendremos que alimentarla, volcar datos, homogeneizar formatos, preparar informes…

Entonces, si hacer una gestión diaria del cash consume tiempo al Financiero o al CEO, no les merecerá la pena hacerlo cada día y, seguramente, les parezca suficiente hacerlo solo vez a la semana. Pero si un día hay algún imprevisto, algún impagado, algún pago mayor de lo habitual puede producirse un descubierto.

Hoy en día, sin embargo, se puede disponer de una herramienta como SeeDCash que no requiera tiempo de configurar y manejar, y que cada día proporcione a primera hora en tiempo real la visión de uno de los aspectos más críticos del negocio: la liquidez.

Esta herramienta realiza de forma automática todos los procesos diarios de tesorería y genera todos los indicadores de liquidez necesarios para pilotar la empresa. Además, proporciona alertas por saldos mínimos, saldos en descubierto, avisos de cobros, de impagados, de comisiones, avisos de posibles descubiertos, de posibles errores de tesorería, etc.

En definitiva, proporciona la seguridad de  tener la liquidez bajo control en todo momento.