Entradas

¿Cómo hago previsiones de cobro si no tengo ni idea de lo que voy a vender?

Muchos usuarios que utilizan nuestra app nos plantean la misma pregunta: ¿Qué previsiones de cobro voy a meter si no sé lo que voy a vender ni a cobrar en estos momentos?

Sí, efectivamente las previsiones de cobro, salvo en contados sectores y negocios, por ejemplo, que manejan suscripciones, son complicadas de tener.

Nosotros les contamos lo siguiente:

  1. Más vale tener una previsión, aunque sea aproximada que no tener previsión

Recuerda que el objetivo es evitar futuros problemas de liquidez en tu negocio. Así que, aunque siempre es mejor ser conservador con el dinero, no por eso no puedes evitar estimar tus cobros.

Al menos establece una previsión mensual como base y, si es posible, llévala a semanal. Haz una estimación basada en tu presupuesto como indicamos en el punto siguiente.

Te puedes servir de herramientas de presupuestación que contemplan varios escenarios o crearlos tú mismo en un simple Excel.

  1. Si tienes un presupuesto general de tu empresa, entonces ya tienes una previsión.

Aunque la incertidumbre sobre el negocio es ahora grande, siempre tendrás que hacer un presupuesto anual en el que estableces tus objetivos de negocio y calculas los gastos e ingresos por meses. Entonces vas a tratar de llevar estas ventas anuales estimadas a previsiones.

Lo que vas a hacer es convertir tu presupuesto general en un presupuesto de tesorería. Lo que debes de hacer es añadir a los importes de ventas de tu presupuesto el IVA y añade el plazo medio (o más pesimista si quieres ser conservador) para convertirlos en cobros. Así tendrás unas previsiones mensuales a medio plazo aunque más inciertas.

  1. En estos momentos más complicados hay que trabajar sobre la liquidez de forma continua.

Supone un esfuerzo diario revisar las previsiones, sí, pero es la única manera de conservar un control de la tesorería de la empresa.

Tendrás que convertir cada día las previsiones inciertas en previsiones más confirmadas. Para ello fíjate un plazo de dos semanas a partir del día en curso. Revisa para ese plazo las previsiones que creaste a partir de tu presupuesto de tesorería y adelántalas, atrásalas o suprímelas de acuerdo con el conocimiento que tengas en ese momento de las facturas de venta y del cobro de los clientes. Así adecuarás mejor los pagos que tienes que hacer a los cobros.

¿Cómo puedes confirmar las previsiones de cobros? Si puedes exige un porcentaje de la factura por adelantado, realiza un control “preventivo” de los cobros. Llama a tus clientes siempre que puedas para recordarle el vencimiento de la factura y después para confirmar el pago, crea alertas que te avisen enseguida de un no cumplimiento de cobro y vuelve a llamar al cliente, habla con el banco para anticiparte a un posible descubierto.

 

Así que, es muy importante que hagas escenarios de ventas e ingresos y tengas controlado el cobro de los clientes.

Si quieres que te ayudemos a analizar cómo puedes hacer tus previsiones de cobro, escríbenos o llámanos, estaremos encantados de ayudarte.