Entradas

Contabilidad versus Tesorería

Muchas empresas no saben diferenciar entre la contabilidad y la tesorería. Como ambas se hacen en el departamento financiero, pues consideran que es la misma función.

Sin embargo, la diferencia entre las dos funciones es evidente. Cuando hablamos de tesorería nos referimos a la liquidez del negocio en cada momento. La contabilidad de la empresa, por su parte, detalla la información financiera de la empresa, con las cuantías de gastos e ingresos, las previsiones y el patrimonio.

A nosotros nos gusta explicar las funciones de cada una de forma muy sencilla, haciendo hincapié en 4 puntos:

  1. Registro versus gestión

La tesorería administra y maneja los fondos financieros, lleva el control del dinero disponible en la empresa. El tesorero toma decisiones en la gestión de los pagos y cobros teniendo en cuenta el flujo de caja y la legislación reguladora vigente.

La contabilidad registra todas las operaciones de ingresos y salidas, sistematizados por áreas y departamentos proporcionando una información ordenada de los movimientos financieros de la empresa.

 

  1. Cumplimiento versus planificación

La contabilidad debe de hacer cumplir con la legislación administrativa, fiscal y societaria evitando cualquier conflicto y representando la realidad de la empresa en cada momento.

El principal objetivo de la tesorería es adelantar las necesidades de fondos que van a existir. La empresa debe de tener una planificación de tesorería que asegure disponer siempre de una liquidez positiva para afrontar cualquier imprevisto.

 

  1. Asiento contable versus previsión

La contabilidad funciona con asientos contables o apuntes contables para llevar un registro de todos los movimientos de los elementos que forman parte de una empresa, que se hacen en el libro diario de contabilidad bajo la normativa y la legislación contables que rigen en el país en el que está la sede de la empresa. El asiento registra un hecho económico que provoca una modificación cuantitativa o cualitativa en la composición del patrimonio de una empresa y, por tanto, un movimiento en las cuentas de una empresa.

La tesorería funciona con previsiones que son las entradas y salidas de dinero en los próximos días, semanas y meses que permite anticiparse a una situación de insuficiencia de caja. Las previsiones sumadas al saldo inicial arrojan un saldo final a una fecha futura y construyen el plan de tesorería que permite tener visibilidad constante de la situación de caja de la empresa.

Las previsiones tienen grados de certeza diferentes en el tiempo. Una factura con un vencimiento determinado no es una previsión cierta hasta que se ha confirmado su próximo cobro o pago. Por ello las carteras de cobros y pagos se deben de ir actualizando a medida que se acerca el vencimiento para tener una posición de tesorería lo más acertada posible.

 

  1. Resultado versus caja

La contabilidad mediante la cuenta de resultados recoge los ingresos y gastos que ha tenido una empresa durante un periodo de tiempo y presenta el resultado económico (pérdida o ganancia). La cuenta de resultados mide la realidad frente a lo esperado y proporciona una parte del análisis sobre lo que vale una empresa

Una cuenta de resultados siempre acaba en la tesorería, pero ésta no tiene por qué ser similar. La cuenta de resultados puede ser positiva, pero la empresa no tener dinero en caja si no ha cobrado de sus clientes lo esperado.

La tesorería proporciona el flujo de caja futuro mostrando si la empresa podrá pagar a acreedores y devolver el dinero a bancos e inversores.

 

  1. Pasado versus futuro

La contabilidad nos da una visibilidad de pasado que nos permite corregir desviaciones respecto del plan de negocio inicial, pero si queremos y anticipar a futuro posibles problemas, la tesorería es la que nos ayuda a evitar problemas de liquidez y a ser más rentables reduciendo al máximo los costes financieros.

Gerhogar, empresa referente de los cuidados domiciliarios, impulsa una gestión eficiente de la tesorería con SeeDCash

El envejecimiento poblacional es una realidad y ello ha hecho que surjan iniciativas empresariales pioneras dedicadas al cuidado de mayores como Gerhogar. La empresa fundada y dirigida por profesionales sanitarios de prestigio y radicada en Castilla León, ha puesto en marcha con especialistas en geriatría y otros profesionales, un nuevo concepto de atención especializada y asistencia integral, social y sanitaria a los mayores, procurando su máximo bienestar en el entorno más cómodo que es su propia casa.

Para la empresa también es importante la atención a los familiares que cotidianamente están pendientes de su padre, madre, abuelo o familiar, y por eso disponen de una unidad de descanso familiar por la que se deposita las 24 horas del día la confianza en los profesionales de Gerhogar. Además, ofrece diversos servicios complementarios; Respiro Familiar, catering y limpieza del hogar, que darán mayor autonomía al cuidador. Para reforzar esa tranquilidad, la empresa tiene prevista la apertura de un Centro de día urbano revolucionario que complete el elenco de servicios que pone a disposición tanto de sus usuarios como de las familias.

Su objetivo es dar una respuesta a las necesidades sociosanitarias de los mayores sin que pierdan el contacto con su entorno y sus familias.

Su servicio de asistencia integral domiciliaria ofrece una alternativa de calidad y al alcance de todo el mundo. La empresa ha implantado un amplio abanico de objetivos, procedimientos y controles sobre su actividad que les ha permitido contar con varios sellos de calidad auditados por una entidad de prestigio como Cámara Certifica.

Gestionar la tesorería de manera adecuada es estratégico para Gerhogar. Abordar un problema de liquidez puede resultar estresante y, por ello, hay que acompasar los procesos de ingresos y gastos con los flujos de entrada y salida de dinero. Además, hay que vigilar que se cobran las cantidades previstas y en el tiempo previsto.

Garantizar la liquidez en una empresa que cada vez crece más puede llegar a ser una actividad complicada” indica Rubén Tejada Gallego, integrante de la dirección de la compañía. “Por eso, para impulsar una gestión eficiente de la tesorería y un control de los cobros y los pagos decidimos utilizar SeeDCash. Porque hay que tener control sobre lo que se cobra, las condiciones acordadas, los períodos de cobro, las posibles demoras y tratar de implementar siempre un modelo de gestión de cobros ágil y, sobre todo, transparente. Es importante vigilar que se cumplen las condiciones pactadas tanto con las entidades financieras, como con los proveedores. Un incumplimiento con los proveedores puede dar al traste con una relación comercial provechosa para ambas partes, puede suponer la interrupción del suministro, la suspensión del crédito o la exigencia de acometer el pago por anticipado. Disponer de una buena gestión de la tesorería permite que la empresa sea viable económicamente y que siga una dinámica adecuada de toma de decisiones con el fin de evitar posibles problemas de liquidez. Es muy importante llevarla y planificarla al día, conocer cuál es su liquidez en todo momento, así como sus cuentas bancarias, pagos y cobros para evitar y solventar los problemas de liquidez y efectivo, y ello es sencillo con SeeDCash”.

Además, la Dirección de la compañía considera fundamental que su equipo esté siempre motivado, alegre y siempre orgulloso de la empresa para la que trabajan y a la que representan, y por eso cree muy importante que la empresa siga manteniéndose muy sólida en el aspecto financiero.