errores al buscar financiación

Errores que no debes cometer al buscar financiación

La búsqueda de financiación es recurrente en las empresas, independientemente de su tamaño, su tiempo de actividad o su sector.

Ninguna empresa sigue un mismo método o recurre a las mismas herramientas, es decir, cada empresa gestiona la búsqueda de financiación a su manera. A pesar de ello, existen algunos errores que son comunes y que hacen más difícil la consecución del capital que necesitan.

¿Quieres conocer algunos de los errores que no debes cometer al buscar financiación? Sigue leyendo el artículo ⬇️

 

1. No llevar un control de la contabilidad

Vamos al grano. No llevar la contabilidad al día supone un gran problema a la hora de obtener financiación.

Si los datos no son 100% reales, se pueden poner en dos tesituras:

  1. Que los datos sean peores que los reales, lo que hace muy complicado y difícil el acceso a la financiación.
  2. Que los datos sean mejores que los reales, lo que puede ocasionar problemas a la hora de devolver el dinero, ya que se tienen menos recursos de los que se esperaba.

 

2. No llevar un control de la tesorería

El control de la tesorería, al igual que llevar la contabilidad al día, es una buena herramienta para conseguir financiación, incluso para negociar mejores condiciones con el banco.

Si en algún momento hemos tenido retrasos de pago o impagos sin control, obtener financiación es más complicado. Por ello, a la hora de solicitar financiación, incluir el presupuesto anual de tesorería para que se conozca la evolución de la liquidez de la empresa, es una garantía. Aporta solvencia y ahorra costes.

El control de la tesorería lo puedes llevar al día y de forma automática con SeeDCash. Si utilizas nuestra aplicación, tendrás la previsión de tesorería actualizada a tiempo real, y podrás tomar las mejores decisiones en todo momento. Prueba gratis 14 días, sin compromiso y sin introducir tu tarjeta bancaria.

 

Probar gratis

 

 

3. Tomar decisiones financieras no respaldadas en datos

Esto va unido a los dos puntos anteriores. La información que suministres va a ser bien revisada por cualquier inversor y si ven que los datos no cuadran con lo que quieres hacer como compañía, la respuesta será negativa.

Por ello, es importante tomar las decisiones financieras teniendo en cuenta los datos reales. Conociéndolos, podremos saber si de verdad necesitamos la financiación y si lo que se quiere hacer con ella es viable y nos aportará buenos resultados.

 

4. Buscar financiación sólo en las alternativas tradicionales

Las vías de financiación evolucionan a la par que lo hace el mercado. Por ello, aunque es común intentar acudir a la vía tradicional, evaluar otras alternativas menos comunes a la financiación tracicional puede ser beneficioso. Generalmente se acude a los bancos y se solicitan préstamos o líneas de crédito.

Realmente, la mejor opción para financiarse es diversificar. Recurrir a la financiación tradicional y a otras alternativas. (¿conoces el factoring?)

 

5. Elegir financiación a largo plazo

Tener más tiempo para devolver el dinero nos gusta a todos, pero no siempre es la mejor opción. Alargar la devolución mucho tiempo puede darte un dolor de cabeza. En alguna ocasión elegir la financiación a corto plazo puede conllevar más beneficios y ser más interesante para ti.

Son más ágiles, no son tan complejos de aprobar, se ajustan mejor a una necesidad puntual, no eleva la deuda acumulada, entre otras cosas.

 

5. No aportar capital propio

Una empresa debe tener capital propio para reinvertir en su propia compañía. Entendemos que si buscas fondos es por que no te queda mucho capital, por ello, de cara a la búsqueda de financiación, demostrar que has invertido fondos propios muestra que se confía en las propias posibilidades de crecimiento y asume el riesgo.

 

6. El sobreendeudamiento

Si la empresa tiene demasiadas deudas, pedir dinero no es la solución para la situación. Por ello, la solvencia de la empresa es algo que miran los bancos. ¿Tiene tu empresa rentabilidad como para poder devolver el dinero que le prestan y pagar los intereses?

El exceso de deudas no se debe cubrir con más deudas. Puedes convertir en líquido diferentes activos de la compañía, por ejemplo. No hay necesidad de pedir capital a otros.

 

Tener en cuenta estos errores te va a permitir realizar una operación de financiación más beneficiosa y que sea más fácil y rápido.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Recibe las últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter

¿En qué podemos ayudarte?

Estaremos encantados de echarte una mano. Sólo tienes que dejarnos tus datos, nos pondremos en contacto contigo.

Da el primer paso

¿Quieres saber más sobre la previsión de tesorería? Controla el futuro de tu negocio. Descárgate la guía ¡Es gratis!

Al día de sobre SeeDCash, tesorería y ofertas exclusivas

Suscríbete a nuestra newsletter

× ¿Te ayudo?