Cuida el dinero, aunque tu empresa sea insuperable

“La liquidez es para una empresa como el oxígeno para una persona: nunca se piensa en él cuando está presente, pero es lo único que se tiene en cuenta cuando falta”. Warren Buffet

Esta frase que a todo el mundo le parece obvia de tan cierta, se olvida cuando estamos en el día a día de la empresa. Como las ventas y los ingresos van bien y tengo caja, puedo abrir el grifo de los gastos. Por eso, solo cuando llega una crisis económica y las cosas empiezan a ponerse mal, las empresas quieren conocer con urgencia conocer cómo está la tesorería de la empresa o, lo que es peor, buscar financiación “in extremis”.

La gestión de la liquidez en la empresa es tener un modelo de PREVISIÓN y hacerle un seguimiento. No se trata de conjeturar, es decir, de tener una “opinión” a partir de indicios, datos incompletos o supuestos a partir de la cual tomar las decisiones, sino conocer datos reales y precisos para disponer de información confirmada que permita para atender a contingencias previsibles.

Estos son casos de empresas que creían tener bajo control su caja en momentos de bonanza económica y no se preocuparon de gestionar su tesorería hasta que tuvieron un problema.

  1. Una empresa con una muy buena idea que funcionaba y que llegó a estar valorada en más de 500 millones €. Los gastos eran tan elevados que se quedaron sin dinero sin percatarse y tuvieron que buscar un comprador que no llegó. Finalmente cerró.
  2. Una startup que cerró súbitamente al agotar el dinero de la caja y no cerrar con éxito una nueva ronda de financiación.
  3. Una empresa de retail online cuenta con activos de decenas de millones de € y las cuentas anuales parecen saneadas. Sin embargo, no tiene liquidez en caja y tiene que cerrar por no poder atender los pagos.
  4. Una gran empresa comienza a tener problemas de tesorería por problemas de cobro de sus obras y tiene que negociar la deuda con los bancos a toda velocidad.
  5. Una empresa fabricante de calzado tiene una tensión puntual de liquidez debida a la exigencia inmediata de un pago con un proveedor que le pilla con la caja bajo mínimos y la obliga a reestructurar la empresa y aplazar los pagos a los proveedores.
  6. Una empresa del sector de la publicidad que tiene un impagado de un cliente importante y se da cuenta varios días después porque tiene que pagar nóminas y proveedores. El resultado fue el despido de varios colaboradores ya que no pudo encontrar financiación a tiempo para reconducir la situación.

Las quiebras de empresas son un problema de liquidez: el caso de Abengoa

ABENGOA solicitó preconcurso de acreedores. Y no porque Abengoa no fuera una empresa solvente. Sus activos valían mucho dinero y era la segunda empresa con más patentes en el IBEX-35, solo superada por Telefónica. Además, sus plantas solares eran la envidia de muchas grandes empresas del sector de las renovables.

Abengoa tenía un grave problema de liquidez que estaba relacionado con su estructura financiera y sus fuentes de financiación. Si no podía hacer frente a sus compromisos de pagos a más corto plazo, el valor de sus acciones y, por tanto, de su patrimonio neto, se hundieron, provocando la quiebra técnica de la empresa.

Los problemas de solvencia suelen ser consecuencia de problemas previos de liquidez. Atajar el problema implica contar con una estructura financiera correcta, establecer la cuantía y las fuentes de financiación y hacer un continuo seguimiento.

Así que nuestra recomendación es, como decía Buffet, que no esperes a controlar tu liquidez cuando empiece una crisis económica o cuando ya no la tengas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Lanzamos en SEPTIEMBRE

Te lo ponemos fácil: sólo necesitamos un email y tu comprensiva paciencia. ¡Te avisaremos el día de lanzamiento de la aplicación web!

× ¿Te ayudo?