¿Qué es el capital circulante de la empresa? ¿Cómo se puede mejorar?

El cash es el oxígeno de las empresas. En consecuencia, cualquier empresa debe de ser perfectamente consciente de ello con el fin de que el proceso de  generación  de  liquidez  sea  el  adecuado  para hacer frente a sus compromisos de pago en todo momento.  Todas las personas de la empresa empezando por el CEO deben de estar absolutamente implicados en la estrategia de generación de circulante y ser conscientes de la importancia que tienen en la misma desde las  políticas  comerciales  hasta  el  procedimiento  de cobro de  los  clientes  pasando  por  la  gestión  de  la  posición  diaria de tesorería.

El capital circulante está formado por la parte de los recursos permanentes, cualquiera que sea su procedencia, necesarios para realizar de manera continuada las operaciones corrientes de la empresa, tanto de la explotación como ajenas a ella. El fondo de maniobra sería, por tanto, la parte del activo circulante financiada por recursos permanentes o a largo plazo; o dicho de otro modo la diferencia entre el activo y pasivo circulante. Será la parte de los recursos que habrá que mantener materializados en inversiones circulantes para que se desarrolle sin problemas el proceso completo de rotación de la empresa (dinero-bien-dinero).

Su  importancia radica en  que  el  activo circulante es  el que  genera el beneficio (o pérdida) de la explotación. Y cuanto mayor sea el movimiento de circulación, mayor será el beneficio obtenido (siempre que el precio de venta sea superior al coste de producción).

En momentos iniciales de una empresa, en periodos de restricción de financiación en los mercados o de disposición de fuentes de financiación caras es fundamental en la empresa una correcta generación del capital circulante actuando sobre dos elementos fundamentales: la gestión de la tesorería y el control del cobro de clientes.

Una buena gestión integral del circulante de la empresa debe de basarse en varias áreas del balance.  Debe de minimizar los recursos ociosos del balance y ponerlos a disposición del negocio de la empresa.

Las mejores prácticas de gestión del circulante requieren visibilidad y gestión de los costes y de los ingresos dondequiera que se encuentren en la cadena de gestión comercial de la empresa.

Las áreas en las cuales se puede actuar para generar circulante son: existencias, clientes, proveedores, gestión bancaria y financiación.

Sin embargo, muchas  empresas  analizan  frecuentemente  el  resultado de su estrategia y de sus acciones desde un único prisma: el margen o la rentabilidad y todos los documentos de gestión, análisis de la información, cuadros de mando están enfocados y dirigidos a la obtención de este único dato, pero no se puede olvidar que una empresa puede ser rentable y a la vez no generar cash-flow, lo que a corto plazo puede poner a la empresa en una situación difícil. Las empresas hoy en día deben de razonar en términos de flujos monetarios de salida y flujos monetarios de entrada, y tener unos informes precisos y diarios sobre la realidad del cash-flow.  La verdadera pregunta que se debe de plantear el CEO en la empresa no consiste, pues, en saber cuál es el margen que la empresa ha realizado sino el margen que la empresa ha cobrado.

Una revisión del circuito de  tesorería  prestando  especial atención a los aspectos de recuperación de las previsiones y de todos los procesos de pagos puede suponer enormes beneficios para la generación del Cash Flow. Igualmente, un buen sistema de elaboración de previsiones, la automatización de la recuperación de los extractos bancarios, la obtención de un saldo en valor diario fiable da lugar no solo a una ganancia  de  tiempo considerable sino, sobre todo, a un conocimiento anticipado de los fondos requeridos a tiempo para asegurar si los medios adecuados están disponibles que los medios reflejar cambios producidos o eventos futuros conocidos para mejorar la precisión y contrastándolas con los movimientos reales.

De otra manera, si la empresa tiene que proveer liquidez en un corto plazo o de forma inmediata si hay un déficit, puede no haber tiempo de identificar el origen de fondos más barato o incluso de no llegar a tiempo para conseguirlos.

 

Escribe aquí tu comentario: